Primera autopista en Estados Unidos hecha con plástico reciclado

En un experimento que Caltrans espera que algún día haga las carreteras de California más duraderas además de hacer énfasis en el creciente problema de contaminación plástica, los equipos de carreteras que trabajan con la agencia de transporte están repavimentando una sección de la carretera en el norte de California utilizando asfalto reciclado unido con miles de botellas de plástico derretido.

El proyecto, a lo largo de tres carriles de la autopista 162 al este de Oroville en el condado de Butte, es la primera vez que se repavimenta una carretera estatal en California con materiales 100% reciclados.

“Siempre estamos buscando soluciones innovadoras”, dijo el portavoz de Caltrans, Gilbert Mohtes-Chan. “Esto es algo que estamos explorando para ver cuál es el potencial”.

Así es como funciona: Caltrans ya recicla pavimento viejo en algunos trabajos de carreteras. Los trabajadores con maquinaria pesada raspan de 3 a 6 pulgadas de superficie de la carretera y muelen el asfalto viejo, luego lo mezclan con un agente aglutinante hecho de betún, un tipo de lodo similar al alquitrán que queda de la refinación de petróleo.

El problema es que ese material solo es lo suficientemente fuerte para formar la base de la carretera. La mezcla de asfalto en caliente debe transportarse en camión desde una planta para construir la capa superior de la carretera.

Con el proceso experimental que ahora se utiliza en Oroville, son molidas solo las 3 pulgadas superiores de pavimento viejo y mezcladas con un aglutinante de polímero plástico líquido hecho en gran parte de botellas de plástico usadas. Las botellas son típicamente de plástico PET, comúnmente utilizado en refrescos y agua embotellada, dijo Mohtes-Chan. La pavimentación de una milla consume alrededor de 150.000 botellas de plástico.

El nuevo asfalto plástico se coloca en la parte superior de la carretera y es lo suficientemente resistente como para durar de dos a tres veces más que el asfalto tradicional, según han demostrado las pruebas. Debido a que la nueva mezcla elimina la necesidad de capas dobles, el asfalto de mezcla en caliente no necesita ser transportado, lo que ahorra docenas de viajes en camión y reduce las emisiones de smog y gases de efecto invernadero.

El proceso fue desarrollado por TechniSoil Industrial, una empresa con sede en Redding.

No es la primera innovación de reciclaje que Caltrans ha probado. La agencia también utiliza caucho desmenuzado de neumáticos viejos en algunos trabajos de pavimentación. Aunque el asfalto a base de plástico se ha utilizado en carreteras de la India, los Países Bajos y otras partes del mundo, solo se ha utilizado en unos pocos proyectos en calles de superficie en Los Ángeles y San Diego.

El asfalto plástico se parece al asfalto normal, solo que con menos vapor durante la construcción. Está listo para automóviles en unas pocas horas.

Los funcionarios de Caltrans planean realizar estudios detallados en la sección de asfalto plástico de la carretera de Oroville, que cuesta alrededor de $ 90,000, para comparar todo, desde la rentabilidad hasta el desgaste con las superficies tradicionales de las carreteras. Si funciona bien, podría llegar pronto a otras carreteras.

“Estamos entusiasmados con la introducción de una nueva tecnología sostenible y con ayudar a allanar el camino para los plásticos reciclados en todo el estado”, dijo el director del Distrito 3 de Caltrans, Amarjeet S. Benipal. “Este proceso es mejor para el medio ambiente porque mantiene las botellas de plástico fuera de los vertederos y ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de los combustibles fósiles”.

Los californianos utilizaron más de 12 mil millones de botellas de plástico para bebidas en 2017, según la agencia estatal CalRecycle.

El estado tiene un problema creciente de contaminación plástica, con millones de plásticos cada año que terminan en vertederos, como basura a lo largo de las carreteras y en los océanos, donde se rompe en pequeños pedazos y daña la vida marina.

Pero los ambientalistas todavía no se apresuran a adoptar la nueva tecnología.

Algunos han expresado su preocupación sobre la lixiviación de trozos de microplástico en el medio ambiente, algo que TechniSoil Industrial dice que no ocurre en las pruebas. Los escépticos también dicen que puede que no sea el mejor uso para el plástico PET.

“No tenemos ninguna objeción a un proyecto de prueba para reciclar botellas de plástico para bebidas”, dijo Mark Murray, director ejecutivo de Californians Against Waste, un grupo líder en defensa del reciclaje. “Pero estas botellas de PET actualmente se están reciclando con otras botellas y tienen una demanda muy alta”.
Murray señaló que alrededor del 75% de las botellas de plástico se reciclan en todo el estado, una tasa más alta que las botellas de vidrio.

En cambio, un proceso de asfalto que utiliza otros tipos de plásticos, que tienen tasas de reciclaje muy bajas, sería una mejor opción, dijo.

“Pero”, agregó, “siempre es una buena idea experimentar para saber cuáles son nuestras opciones”.

Por Paul Rogers.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: