La minería afecta más del 30% del territorio indígena en la Amazonía

La Amazonía es considerada una selva que funciona como “el pulmón de la humanidad”, pese a ello, la industria minera se ha adentrado en ella y afecta al 31 % de los territorios indígenas.

Un estudio de Ecociencia, filial ecuatoriana de la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (Raisg) informó que la industria minera ha afectado a 1.131 territorios de pueblos indígenas en la selva amazónica, de los cuales 370 han sido invadidos por la minería ilegal, según el estudio efectuado en seis de los nueve países que comparten esa región suramericana (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela).

Al estudio, se lo ha denominado “Minando Derechos: tierras indígenas y minería en la Amazonía” y fue elaborado por las organizaciones World Resources Institute (WRI) y Raisg, reveló que la minería afecta casi un tercio de los territorios indígenas, con una superposición de unos 450.000 kilómetros cuadrados entre territorios indígenas, concesiones mineras y minería ilegal.

De ese total -se advierte en el informe-, unos 143.000 kilómetros cuadrados corresponden a concesiones activas y áreas de minería ilegal, de los que gran parte se encuentran en Venezuela, seguido de Brasil y Colombia.

El grueso del territorio corresponde a concesiones entregadas por sus propios Gobiernos.

Amazonía, minería, contaminación, saqueo, pueblos indígenas

En el informe se sugieren varias recomendaciones:

Recomendaciones

Se deben fortalecer los derechos sobre la tierra y los recursos naturales de los pueblos indígenas”, así como “establecer y hacer cumplir salvaguardas sociales y ambientales alineadas con los estándares internacionales”, señaló la organización de investigaciones.

También exhortó a “monitorear de manera mucho más consistente, especializada y profesional las operaciones mineras en las tierras indígenas y en la áreas protegidas” e “intensificar los esfuerzos para identificar y enjuiciar a quienes facilitan las prácticas mineras ilegales”.

Deforestación

El reporte señala que en Perú, Ecuador y Bolivia la deforestación es tres veces mayor en los territorios indígenas que tienen presencia de minería, en comparación con aquellos que están libres de esa actividad.

En Colombia y Venezuela las cifras de pérdida de bosque supera hasta en dos veces la deforestación de los territorios libres de minería”, añadió.

El estudio, además, dejó al descubierto que la minería ilegal en la Amazonía, especialmente la llamada artesanal y de pequeña escala, ha crecido de manera exponencial en los últimos años.

En 2016, por ejemplo, se estimaba que un 28 % del oro extraído en Perú, el 30 % en Bolivia, el 77 % en Ecuador, el 80 % en Colombia y el 80 a 90 % en Venezuela “se produjeron ilegalmente, afectando a varios territorios indígenas”.

En Ecuador, agregó el reporte, hay 425 concesiones mineras que se encuentran en estado de exploración o explotación y que se cruzan con territorios indígenas, lo que equivale a 65.189 hectáreas.

Las nacionalidades indígenas ecuatorianas afectadas por esta realidad son de las etnias Cofán, Kichwa, Secoya, Shuar y Waorani, según datos de Ecociencia, que forma parte de Raisg, un consorcio de organizaciones de la sociedad civil que dirige su actividad a proyectos de sostenibilidad socioambiental en la Amazonía.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: