La contaminación del aire puede aumentar el riesgo de muerte por Covid

Estudio de la Oficina de Estadísticas Nacionales encuentra que el aumento de una sola unidad en la exposición a la contaminación del aire, a largo plazo puede aumentar la tasa de muerte hasta en un 6%

La exposición prolongada a la contaminación del aire puede aumentar el riesgo de muerte por Covid-19, según un amplio estudio de la Oficina de Estadísticas Nacionales .

Analizó más de 46.000 muertes por coronavirus en Inglaterra y mostró que un pequeño aumento de una sola unidad en la exposición de las personas a la contaminación por partículas pequeñas durante la década anterior puede aumentar la tasa de mortalidad hasta en un 6%. Un aumento de una sola unidad en el dióxido de nitrógeno, que se encuentra en niveles ilegales en la mayoría de las áreas urbanas, se vinculó con un aumento del 2% en las tasas de mortalidad.

Estos aumentos son menores que los encontrados en otras investigaciones; un estudio de EE.UU encontró un aumento del 8% y un análisis de los Países Bajos encontró un aumento del 15%. Esto puede deberse a que esos estudios evaluaron las primeras etapas de la pandemia cuando el virus se propagaba principalmente en las ciudades.

Hasta ahora, los datos solo están disponibles como promedios para grupos de personas y la ONS dijo que esto significaba que aún no se podía llegar a una conclusión definitiva sobre el vínculo entre el aire sucio y los peores impactos de Covid-19. En cambio, los datos a nivel individual deberían examinarse para descartar otros factores posibles. La ONS ha comenzado este trabajo para pacientes en Londres.

La ONS también descubrió que la contaminación del aire podría ser un factor para explicar por qué las personas de comunidades negras, asiáticas y de minorías étnicas (BAME) sufren más de coronavirus.

“Los efectos de la exposición a largo plazo a la contaminación del aire como factor que aumenta la mortalidad por coronavirus parecen menores que los informados en estudios anteriores, aunque nuestras estimaciones superiores son similares en magnitud a algunas”, dijo el informe de la ONS. “Pero debe aceptarse que la imagen real probablemente solo emergerá una vez que los datos estén disponibles para un modelado individual altamente detallado”.

Hay buenas razones para sospechar que la contaminación del aire empeora el Covid-19. “La exposición constante a la contaminación del aire es una causa conocida de dificultades respiratorias y otras afecciones a largo plazo en los pulmones y el corazón”, dijo el informe de la ONS.

“Nuestros datos muestran que el 35% de las muertes relacionadas con Covid-19 tenían una enfermedad respiratoria o cardiovascular como la principal condición de salud preexistente”.

Sin embargo, los pueblos y ciudades tienen una alta contaminación del aire y también altas tasas de infecciones por coronavirus, privaciones, mala salud y una población densa. El informe de la ONS pudo tomar en cuenta estos factores, pero determinar el impacto de cada factor por sí solo es un desafío estadístico difícil.

Esto es particularmente cierto para las poblaciones étnicas minoritarias, ya que están expuestas a niveles más altos de aire sucio que otras. La ONS dijo que actualmente es imposible separar por completo los efectos de la raza y la contaminación. Pero decía: “Si existe un vínculo causal entre la contaminación del aire y la mortalidad relacionada con Covid-19, explicaría parcialmente las disparidades en los resultados para los grupos étnicos minoritarios”.

La ONS utilizó un enfoque novedoso para ayudar a tener en cuenta los otros factores. En lugar de utilizar códigos postales u otras áreas geográficas para el análisis, agrupó áreas de todo el país que compartían características socioeconómicas y demográficas.

El profesor Matthew Cole, de la Universidad de Birmingham y que realizó el análisis de los Países Bajos, dijo: “El estudio de la ONS utiliza una forma muy poco convencional de agrupar los datos. Esto es una verdadera lástima, ya que significa que no podemos estar seguros de si los resultados estimados se basan en este método poco convencional.

“En ausencia de datos a nivel individual, los datos regionales precisos son la única forma de examinar estos problemas”, dijo. “Es una pena, por tanto, que este estudio utilice 175 agrupaciones regionales relativamente grandes. Esto significa que las características de cada región corren el riesgo de ser promediadas”.

Geraint Davies MP, presidente del grupo parlamentario de todos los partidos sobre contaminación del aire, dijo: “El estudio no prueba ni refuta la hipótesis de que la contaminación del aire empeora los resultados en Covid-19. Sin embargo, sabemos que la contaminación del aire provoca 62.000 muertes prematuras cada año y debilita a las personas antes de contraer el coronavirus. Por lo tanto, el gobierno tiene el deber de actuar y esto debería ser un llamado a la acción, no una excusa para una mayor inacción”.

En julio, el análisis detallado y completo de los Países Bajos concluyó que había evidencia “convincente” de que la contaminación del aire aumenta significativamente las infecciones por coronavirus, los ingresos hospitalarios y las muertes. También hay evidencia de Europa, Estados Unidos y China.

Los asesores expertos en contaminación del aire del gobierno del Reino Unido declararon a principios de julio que es probable que la contaminación del aire esté aumentando el número y la gravedad de las infecciones por Covid-19. Dijeron que se necesitaba con urgencia una mayor investigación del vínculo entre el aire sucio y la pandemia de coronavirus y que podría ser relevante para cómo se maneja la pandemia.

También en julio, un estudio de 400 pacientes de hospitales en Birmingham vinculó los severos impactos del Covid-19 en las personas de minorías étnicas con la contaminación del aire y los hogares superpoblados y deficientes.

Noventa parlamentarios liderados por Davies han instado al gobierno a respaldar las acciones sobre la contaminación del aire para ayudar a evitar una segunda ola de coronavirus, mientras que una investigación sobre contaminación del aire realizada por un comité selecto de parlamentarios está examinando retrasos en el despliegue de zonas de aire limpio en las ciudades como resultado de la pandemia.

Por Damian Carrington.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: