El JP Morgan advierte el fin de la vida humana en su informe 2020

Economistas del banco JP Morgan pidieron un impuesto global al carbono y advirtieron sobre el futuro de los seres humanos.

La raza humana podría dejar de existir sin una acción mundial masiva para combatir el calentamiento global, advirtieron los economistas de JP Morgan en un informe contundente sobre el potencial «catastrófico» del cambio climático.

El periódico británico The Telegraph informa que en un documento alarmante enviado a los clientes, dijeron que las muertes, la inmigración y los conflictos se dispararán a medida que el planeta se caliente y los suministros de agua se sequen. Las hambrunas aumentarán y las especies serán aniquiladas.

Los activistas climáticos han expresado su esperanza de que los responsables políticos que se estancan en tomar medidas climáticas decisivas reconsideren su postura a la luz de las nuevas advertencias de una fuente poco común: dos economistas de JP Morgan.

Los autores del informe, David Mackie y Jessica Murray, dijeron que lo que encontraron tendrá un impacto devastador en el crecimiento económico y el mercado de valores.

El impacto del cambio climático se ha subestimado masivamente, dijeron, y agregaron: «Algo tendrá que cambiar en algún momento para que la raza humana pueda sobrevivir».

El vocero de Extinction Rebellion, el Dr. Rupert Read, dijo que el informe emitió advertencias a clientes bancarios similares a las promovidas por grupos de acción climática, describiendo eventos climáticos extremos y condiciones globales que podrían resultar de la extracción continua de combustibles fósiles.

Al hacerlo, los economistas implicaron las propias actividades de inversión del banco en los efectos potencialmente catastróficos de la crisis climática.

The Telegraph informó que se produjo después de que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, advirtió que los fondos de pensiones de millones de personas podrían no tener valor por el cambio climático.

Gran Bretaña está tratando de convertirse en carbono neutral para 2050 en un intento por detener el daño ambiental antes de que sea demasiado tarde.

Es una perspectiva desalentadora: las reservas de petróleo y gas mantenidas por compañías como BP y Shell nunca se pueden extraer debido a la presión para detener el calentamiento global, lo que significa que las acciones que dependen de combustibles fósiles se derrumbarían.

Se invierten alrededor de 100 mil millones de libras esterlinas del dinero de los ahorradores británicos en las empresas petroleras más grandes del mundo.

Según la investigación de JP Morgan, titulada Negocio arriesgado: el clima y la macroeconomía, el impacto del cambio climático será amplio y devastador. Los economistas piden a los líderes mundiales que introduzcan un impuesto global al carbono para evitar un colapso, diciendo que ninguna otra medida es probable que sea suficiente.

La nota contrasta con los informes climáticos anteriores del banco de inversión, que han sido mucho más reservados en su idioma.

JP Morgan es uno de los financiadores de proyectos de combustibles fósiles más destacados del mundo.

Al observar que las estimaciones anteriores sobre el medio ambiente habían estado marcadas por la falta de información clara, el banco advirtió que cada vez es más claro que la actividad humana está aumentando las emisiones de dióxido de carbono a un ritmo más rápido que nunca.

Los economistas dijeron: “La respuesta al cambio climático debe estar motivada no solo por estimaciones centrales de resultados sino también por la probabilidad de eventos extremos. No podemos descartar resultados catastróficos donde la vida humana tal como la conocemos está amenazada».

Fuente: Por David Twomey, artículo en inglés

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: