Carrusel Vendimial: las reinas y el agua, y los «chastrines» políticos

Benche Galdame, una de tantas que desde Tunuyán se sumó a la lucha por el agua se propuso una tarea de parecer simple, pero que entrañaba un desafío debido al blindaje que las autoridades quisieron imprimirle a las actividades vendimiales.

Junto a Mauricio Correa, otro valletano, pero sancarlino en este caso, cumpliendo el rol de fotógrafo, decidieron acercarse y pedir fotos con las reinas sosteniendo una bandera que rezaba «Mendoza defiende la 7722».

En las redes sociales, Benche, subió la tarea realizada y sus apreciaciones al respecto: (click en las fotos para ampliarlas)

El primer carro era el de la Reina Nacional de la Vendimia 2019, «María Laura Micames. Una genia! Le conté la idea y posó sin ningún inconveniente. Digna representante.»

Tunuyán: «Eugenia: tunuyanina de pura cepa. No dudo ni un segundo, se sumó a mi desafio con una foto bellísima. Salud compatriota! «

Santa Rosa, «Daniela: pura simpleza. Se sumó sin pensarlo. Gracias Dani».

La Paz – «Anabella: se prendió inmediatamente a mi desafío. Una divina».

San Carlos – «Ludmila: muy simpática, y sin pensarlo posó para mi foto. Genia».

San Martín – «Giuliana: no tuvo ningún inconveniente en sumarse. Gracias Giu».

Rivadavia – «Belen: la tocaya no me defraudó, sin dudarlo se sumó a mi desafio».

Guaymallén – «Sofia: Absolutamente si respondió! Gracias!!«

Las Heras – «Candela: muy amablemente accedió a mi pedido. Genia!»

Godoy Cruz – «Sofia: Muy simpática, aceptó sin dudarlo y quiso sumar a su virreina a la foto. Salud para ambas!»

Maipú – «Lucia: ella portaba su propio cartel en defensa del agua. Y obvio aceptó la foto con nuestra bandera. Salud!»

Luján de Cuyo – «Guadalupe: divina! Se sumó sin pensarlo».

Y aquí es donde el «protocolo» y las posiciones, propias o inducidas por los jefes comunales, comienzan a convertir esta simple acción en esa suerte de «chastrinerío», tan propio de «demasiados» políticos.

Lavalle – «Oriana: utilizó una maniobra evasiva. Con la excusa de que no la dejaban recibir «cosas» desde el público, no aceptó mostrar la bandera, pero si sacó una selfie.. y bue, espero ver la foto en sus redes. Peor era nada!»
«Pero no todo podía ser perfecto. Y llegarían los «NO», con lo que peligraba mi desafío».

Tupungato – (Actual Reina Vendimial) «Mayra: «NO» rotundo, se dio vuelta, y comenzó a saludar hacia otro lado. Imagino que tenía órdenes de no entrar en estos debates. Confío en que ella es representante del pueblo, y no de un partido político. Que lástima esas ordenes tan tristes»

Junín – «Melisa: No la dejaron. Dejo fotito de la persona que le bajó el pulgar a Meli. Eso no se hace Sra!!»

Gral. Alvear – «Celeste: miró de manera media rara a nuestra bandera. Y luego dijo NO sin pensarlo ni un segundo. Supongo que también tenía órdenes de no sacar esa foto, porque voy a confiar que ella representa a su pueblo»

San Rafael – «Juliana: ante mi pedido, ella miró al protocolo que la acompañaba y le dijeron que no. Es importante destacar que parte del personal municipal que la acompañaba fueron muy irrespetuosos, no sólo decidieron por su reina, sino que nos trataron mal, prácticamente empujándonos (cosa totalmente fuera de lugar, ya que estábamos en el lugar habilitado para el público, y portando credencial de prensa).
Lo que rescato de Juliana, es que luego se ese hecho, tomó su micrófono y pidió al pueblo a cuidar nuestros recursos»
.

Y ahora me voy a detener en contarles lo que más me llamó la atención:

Ciudad de Mendoza – «Agustina: ante nuestro pedido de foto con nuestra bandera, ella sin dudarlo dijo «SI» con una gran sonrisa. Un colaborador del municipio me recibe la bandera y se la acerca, pero cuando ella estaba por agarrarla, una mujer del personal municipal de la Ciudad de Mendoza, le llamó la atención, y le dijo eso estaba prohibido. Luego se escondía entre los otros acompañantes y finalmente le llamó la atención a quienes rodeaban la reina. (en la última foto, pueden conocer a la Sra que puso en peligro mi desafío)»

Benche concluye su publicación con sus consideraciones al respecto de esta pequeña aventura gráfica que denota claramente que muchas veces las decisiones de las personas quedan sujetas a una coacción disfrazada de protocolo.

«En lo personal: me gusta vendimia, me gusta que la festejemos, pero ellas son representantes del pueblo, y se supone que con voz propia, no entiendo porque desde los municipios se empecinan en prohibirles (a algunas de ellas) hacer lo que ellas creen que está correcto. Como si ellas no representaran a un pueblo, como si representaran a una bandera política o intereses de sus municipios.
Rescato la actitud de las reinas que quisieron, pero no las dejaron. Me guardo sus caras de resignación en mi corazón.
Y gracias a aquellas que se negaron por, aparente, propia decisión, o por no entrar en «desencuentros» con sus municipios.
Creo que una foto o una actitud puntual, no las define como personas. Por supuesto que no.
Pero no hay que olvidarse que representan a un pueblo, a su pueblo.
Y también representan vendimia.
Y la vendimia sin agua, no es vendimia. Y un pueblo sin agua, es un pueblo sin futuro.
Yo defiendo la 7722.
Mendoza defiende la 7722.
Y Mendoza quiere ser libre de fracking.
Porque el agua es vida. Y la vida no se negocia.
Abrazo para todos.
Y FELIZ VENDIMIA!»

Nota realizada con autorización de su autora Benche Galdame y fotos de Mauricio Correa.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: